_6.

Atravesaron la decadente fiesta tardía de la mano. Jax iba delante y Tara le seguía con una sonrisa casi vergonzosa, porque cada vez que él la miraba con los ojos brillantes de júbilo ella se sonrojaba, y no entendía muy bien por qué, después del arrojo que había demostrado echando a la putilla de la habitación.

Quizá era porque recordaba cómo él, mientras no dejaba de mirarla a los ojos, le había hecho el sexo oral más intenso, delicado y morboso justo antes de plantearse, los dos, que debían irse a casa.

Quizá era porque ir de su mano le hacía sentirse poderosa y agradecida y eso le proporcionaba un toque vulnerable porque desde hacía mucho tiempo no dejaba que cuidaran de ella con todas las consecuencias.

Quizá era porque estaba perdidamente enamorada de ese chico…

Sí, quizá era eso.

Definitivamente se sentía bien.

Bobby dormía sobre la mesa de billar y, en los sillones del fondo, Tig y las dos chicas estaban desnudos y roncando. Tara no quiso mirar más allá, prefirió dejarse guiar por la mano de su chico y salir de allí.

Cuando llegaron a la calle casi amanecía, Jax se dirigió directamente a su moto y Tara, reticente a dejar la suya allí, estiró su mano para separarse de él que le miró frunciendo el ceño pero sin dejar de sonreír e impidiendo que le soltara.

—No pienso dejar a mi chica aquí —dijo ella inclinando la cabeza.

No le apetecía separarse de Jax, pero su moto era su moto, y por nada del mundo iba a dejarla en el Club, tras una fiesta en la que el alcohol y a saber qué más corrían por los cuerpos de los que, en unas horas,  conducirían las motos que todavía quedaban por allí. Ni siquiera se permitía pensar que se quedara allí y por cualquier circunstancia la golpearan.

Ni hablar, ella se iba en su moto.

—Entiendo —contestó él asintiendo y mirando la Fat Bob que estaba la última de la fila. Comprendía a la perfección lo que le había llevado a Tara a hacer esa afirmación y en cierto modo se sintió orgulloso de ella, estaban en la misma onda—. ¿Nos vemos en casa entonces?

En casa, otra vez volvía  referirse así a una casa que era de él, pero que le incluía, Tara sintió como respiraba y llenaba realmente sus pulmones, a plena capacidad. Se puso la cazadora de cuero, el fresco de la mañana se sentía en su piel sensible por los besos y caricias, y asintió.

Jax la atrajo de nuevo tirando de su mano y la abrazó por la cintura entrelazando sus propios dedos sobre la espalda baja de la chica.

—No te pierdas, forastera, porque te juro que no te voy a dejar escapar —susurró en su boca, rozando la nariz con la suya.

—Imposible…

Si ella tenía intención de decir algo más a Jax no le importó porque prefirió comerse las palabras con un beso que empezó suave pero que según pasaron los segundos se tornó reclamante, pasional y caliente.

Cuando Tara notó la erección del chico presionando su abdomen se retiró mordiendo ligeramente el sonrosado labio inferior de él. Esos labios llenos le volvían loca, y no se quedó solo en un mordisquito, lo sujetó entre los dientes y lo lamió con fruición, lo absorbió con sus propios labios para despedirlo con los dientes de nuevo.

Jax gimió y volvió a presionarse contra ella un poco más, haciendo que el trasero de la morena se topara con la Dyna del chico.

—No vamos montárnoslo encima de tu moto —susurró y acto seguido soltó una pequeña carcajada porque él no había retrocedido ni un ápice.

—Mmm… ¿de verdad? —Se frotó de nuevo contra ella, bajó la mano anclada en la cintura y abarcó el culo apretándolo y tratando de llegar más allá, por encima del pantalón.

—Mmm… —Tara gimió y, por un momento, pensó que podría estar bien, sonrió de forma maligna y deslizo su mano por el duro paquete de él—. Pues ahora que lo planteas así… —Besó la comisura de los labios de él, deslizó la boca por la mandíbula y llegó hasta el cuello para susurrarle—: no me importaría que me dieras la vuelta y, apoyada en tu moto, me follaras desde atrás.

Jax gimió como si le doliera algo. Y es que realmente le dolía, a pesar de haberse pasado horas haciendo el amor con ella, y dándolo todo, sentía que tenía fuerza suficiente para volver a hacerlo, sobre su moto, en el suelo, donde fuera… Porque después de las palabras de ella, la sangre de su cerebro para las acciones más básicas se había reunido, haciendo un último esfuerzo, en su polla.

—Bájate los pantalones, nena, porque voy a follarte hasta que pierda el sentido —el susurro ladino llegó hasta el sexo de Tara y sintió cómo se mojó el pantalón.

Jax mordió el cuello de la chica y, con sus manos, sujetando el culo de ella, la subió sobre sí mismo, rozando así con fuerza su erección que parecía querer cavar su propio agujero en el vaquero, contra la caliente entrepierna de su chica.

Las manos de él comenzaron a rozar el sexo de Tara por encima del vaquero y ella comenzó a gemir.

—¿No habéis tenido suficiente? —La voz de Clay les paró en seco.

Tara se congeló en los brazos del rubio y Jax cerró los ojos, arrugó la frente y negó con la cabeza.

—Cabrón… —siseó el rubio.

Dejó que ella se deslizara de su cuerpo y pusiera los pies en el suelo, sujetándola porque supo, de inmediato, que estaba bastante desestabilizada. Besó su frente y le miró a los ojos.

—Te espero en casa —susurró la morena.

Besó los labios del chico y se dio la vuelta para caminar hasta su moto, se puso el casco y, mientras escuchaba hablar a los hombres a sus espaldas, se subió a la moto y salió hacia la casa de Jax, a la que él, y finalmente ella, se habían referido como casa sin más, algo definitivamente reconfortante.

Mientras observaba a la chica salir del recinto del club, el teléfono del presidente sonó.

—Así que vais en serio ¿no? —Sonrió Clay enseñando os dientes— Entonces nada de putillas para ti esta noche, hijo —dijo mirando la pantalla y frunció el ceño—. ¿Gem? —Contestó al teléfono y Jax paró sus movimientos sobre la moto al escuchar el tono alarmante de su padrastro—. Ahora mismo voy para allá, ¡No hagas nada!

—¿Qué pasa?

—Es tu madre, un tío ha entrado a tu casa buscando a Tara, va armado y Gemma le dio una patada y lo desarmó, lo está apuntando con la pistola. —Nervioso, el hombre de pelo cano, subió a la moto.

—Joder —siseó con los dientes apretados temiendo por la vida de su hijo y de su madre y de repente pensó que Tara iba para allá.

Los dos montaron en la moto rápidamente para llegar cuanto antes a la casa.

Jax se fue poniendo cada vez más nervioso cuando se dio cuenta de que no habían visto a Tara en el camino a pesar de  llevar una velocidad del infierno. Esa chica le pisaba demasiado.

Llegaron a casa y lo primero que se encontraron fue a la señora Smith, la vecina de al lado, en bata y en la puerta de su casa.

—¡Ya he llamado a la policía! Se han escuchado tiros, por el amor de Dios ¿Su hijo está bien, Jackson? —la señora gritaba a borde del histerismo.

Jax , incapaz de decir nada, simplemente alucinó con la osadía de la señora más cotilla del barrio, que ni siquiera unos disparos la mantenían confinada en su domicilio.

—¡Métase en la casa! —Clay le gritó sin mediar más palabras y Jax, agradeciendo la reacción del presidente del club,  se aceleró hacia la puerta.

La abrió, escuchó a Abel llorar y se precipitó hacia el salón donde un tipo moreno yacía boca abajo con la espalda llena de sangre y Tara de pie mirando horrorizada la escena. Los llantos venían de la habitación de Abel y, al mirar a su derecha, vio a su madre con el semblante blanco como la cera, con el niño en brazos.

—¿Estáis bien? —gritó Jax sin saber dónde mirar, corrió hacia su hijo y Gemma asintió nerviosa.

—Está todo bien, hijo, a Abel ni si quiera lo ha visto. —Miró de lado a la morena que seguía en shock en el salón y Jax besó la cabeza de su hijo, acto seguido se volvió para entrar al salón.

—Tara… —Se acercó con cautela, estaba muy claro que ese hombre era el ex de su chica y que las cosas se habían ido de las manos.

La morena tembló al sentir la  mano del rubio tocar su brazo, se apartó, subió la mirada del cuerpo muerto del suelo y, asustada, se encontró con Jax.

—Shhh… Soy yo, nena… Solo yo —susurró levantando las manos—. Todo está bien. —con las palmas abiertas se las tendió para que ella misma fuera hacia él.

La chica se precipitó contra el torso de Jax y este la abrazó con fuerza, sintiéndola temblar. Acarició su pelo con cariño y, despacio, fue saliendo con ella del salón.

—La poli está aquí —anunció Clay.

Jax simplemente asintió y, en un movimiento, cogió a Tara en brazos para llevársela a la habitación.

—Habla con mamá —espetó con seguridad.

Cerró la puerta de la habitación, sabiendo que apenas tenían mucho tiempo porque la casa iba a ser tomada por la policía, pero necesitaba que le dieran tiempo para que su chica se tranquilizara.

Se sentó en la cama con ella en brazos y el llanto de ella se volvió más fuerte.

—Ya está, cielo, todo va a estar bien —besó el tope de su cabeza mientras acariciaba la espalda.

Los nervios se quisieron apoderar de él al pensar fríamente en el peligro que habían corrido en esa casa sin que él estuviera presente para defenderles.

—Dios… —susurró ella—. Dios mío… —Levantó la mirada y se encontró con los ojos azules y comprensivos de él—. Gemma… Gemma ha tenido que dispararle… Jax, ha sido para defenderme… —los balbuceos salieron incontrolados de su boca.

Se volvió a abrazar a él con fuerza.

—Tranquila, nena. Tranquilízate. La policía está aquí, ahora solo tienes que contarles lo que has visto y lo que te ha pasado con ese hijo de puta. Tienen que saberlo todo. Ese cabrón era una amenaza para todos.

No dejó de acariciarla y ella asentía sin despegarse de él.

Era increíble, Joshua estaba muerto. No tenía ni idea de cómo iba a terminar todo aquello pero, además del miedo que había pasado al verlo en el salón, sentía una especie de liberación con todo eso que la confundía.

Tenía la imagen de él abalanzándose sobre ella en cuanto la había visto entrar por la puerta. ¿Iba a matarla? Bueno, en realidad no lo sabían, pero Gemma no había dudado en disparar y Tara se sentía agradecida por ello.

Para Tara todo pasó demasiado deprisa.

Habían llamado al abogado inmediatamente y este se fue con Gemma, Clay y la policía.

Y aunque se habían llevado a la madre de Jax, este dijo que probablemente solo pasaría esta noche en comisaría. Estaba claro que había sido para defenderla, y que, aunque el proceso tardaría más, no había peligro.

Tara esperó en la cama, en shock, mientras Jax dormía a Abel tras darle un biberón, y cuando él llegó por detrás y la abrazó, besando su mejilla con una intensidad que atravesó su piel llegando a su alma, Tara comenzó a respirar con tranquilidad.

 

—Hola —Jax susurró cuando Tara abrió los ojos y se estiró en la cama.

El chico estaba sentado con una taza de café en las manos, ofreciéndosela.

—Hola —devolvió ella bostezando—. ¿Qué hora es?

—Las seis.

—¡Por favor! —Se incorporó violentamente—. ¿Pero cómo no me despiertas antes?

—¿Para qué? Si necesitabas descansar. Una vez que logré que te durmieras no te iba a despertar a las dos horas —contestó con esa sonrisa que a Tara le volvía loca.

—¿Y Gemma? ¿Qué ha pasado?

—Está en casa. Parece ser que ese cabrón no solo había tenido un pasado turbio contigo. —El semblante del chico se tornó oscuro—.Tenía varias denuncias de malos tratos físicos y en el proceso van a declarar varias chicas.

—Vaya. —Miró a todos los lados hasta que Jax le tendió la taza y esta la cogió.

—Ese tipo no tenía familia —añadió.

—No, Joshua era hijo único y sus padres murieron hace muchos años. Nunca conocí a nadie cercano a él. —Ella se quedó un poco absorta porque la situación le abrumaba.

—Ahora ya no te tienes que preocupar más por él—Retiró con cariño un mechón de la cara de la chica ya aprovechó para acariciarle la mejilla con sus nudillos—. Cuando te encuentres mejor tendrás que ir a hacer una declaración. No creo que haya más complicaciones.

—No me puedo creer que pusiera en peligro a Abel y a tu madre.

Los ojos de la chica se llenaron de lágrimas y Jax le quitó la taza de las manos, la dejó en la mesilla y se acercó a ella para abrazarla, arropándola con su calor.

—Deja de pensar en eso, ya está. Tú no eres culpable de nada y aunque haya sido con una víctima, esta ha sido la correcta. —Besó su pelo y le acarició la espalda.

Tara sorbió por la nariz y se retiró de él.

—¿Cómo puedes pensar así? —parpadeó confusa.

—¿Así como?

—Madre mía, aunque no puedo negar que sentí alivio porque… porque… —las lágrimas volvieron a sus ojos—. Que Joshua esté muerto, —balbuceó—.  No… no puedo conciliar el pensamiento de agradecimiento con la culpabilidad. —Miró al chico con desesperación—. Ha muerto, Jax, de repente ya no está, y en cierto modo han sido mis circunstancias.

—Podrías haber sido tú, porque ese tipo no iba a parar hasta que no te tuviera o te matara, y aún teniéndote…  —Pasó la mano abierta por su pelo y se levantó de la cama—. Ni siquiera puedo seguir pensando en eso. Me alegro de que el muerto haya sido él. Hay veces que las experiencias te hacen ver las cosas así, en una situación determinada el muerto puedes ser tú o el otro, créeme que no estoy orgulloso de haber llegado a esta conclusión, pero es así.

Cuando se volvió, Tara le miraba confundida.

—Verás… hay cosas que no sabes de mí —Jax levantó la mano y se mordió el labio inferior mientras cerraba los ojos.

Había visto la reacción de Tara abriendo mucho los ojos y sabía que esto tenía que suceder ya, y que ella decidiría una vez supiera todo.

—Jax… —dijo aterrorizada.

—No, cielo, no voy a hacerte daño. Nunca. No tengo ni idea de lo que se te está pasando por la cabeza pero no pienses eso porque no es por ahí por donde voy, déjame que te cuente ¿vale?

Tara se apoyó en la almohada contra el cabecero y cogió la taza de café, temblando, tratando de centrarse en algo. Escucharía, no tenía ni idea de lo que le iba a contar aunque, en un principio, una reacción visceral de miedo había cruzado su cuerpo. Pero no podía desconfiar de él, no después de cómo la había tratado.

—El Club tiene actividades… —inspiró y se sentó frente a ella—. Ilícitas.

Ella parpadeó varias veces, perdida completamente en lo que estaba diciendo.

—Traficamos con armas.

La mandíbula de la chica se descolgó. Jax respiró profundamente y fijó su mirada azul en la verde de la chica, afrontando lo que venía.

—Y a veces hay daños colaterales.

El silencio los bañó como un manto frío a ambos. A él porque no sabía lo que iba a quedar después de esto y a ella porque no podía creerse que le estuviera diciendo que…

—¿Has matado alguna vez? —preguntó sintiendo que el filtro cerebro-boca se había esfumado.

Jax, sin dejar de mirarla a los ojos, asintió, y ella inspiró por la boca, retrayéndose sobre sí misma.

—Pero…

—¿Pero? —Tara contrajo la cara, disgustada—. Jax… —susurró sin saber cómo sentirse al respecto—.  Me estás diciendo que eres un delincuente. ¡Joder! —Golpeó la cama con el puño—. ¿Cómo se supone que debo reaccionar a eso?

Sin haber dado un solo sorbo al café volvió a dejarlo en la mesilla y se levantó de golpe, haciendo que él se volviera para seguir mirándola.

Parecía que lo de Joshua había dejado de tener importancia. Estaba enamorada y entregada completamente a un… Si ni siquiera podía decir la palabra en su mente.

—¿También traficáis con drogas, con mujeres? —Le miró de repente dándose la vuelta—. ¡Dios! —Los dedos de la chica entraron desesperados en su enmarañada mata de pelo—. ¿Las putas de anoche…?

—¡No! —Jax se levantó de la cama y fue hacia ella, que retrocedió de espaldas hasta darse con la puerta—. Solo son armas, y estamos enfocando al Club en otra dirección, para que el dinero entre de forma legal.

Claro que Jax pensó que quizá el tema de la productora porno y el club de citas del que había estado hablando con un chicano, tampoco le iban a hacer mucha gracia después de sus preguntas.

El miedo se apoderó del rubio porque sintió que iba a perderla y, por un momento, se arrepintió de la vida que llevaba, no valía para nada más que para estar en el club y gestionar los negocios de allí, en el taller era un mecánico del montón y no podía darle más a esa chica que no tenía ni idea de lo que se cuajaba en su vida.

Ella no se quedaría y esa certeza dolió.

—¿Qué otra dirección? —Hasta a ella le sorprendió preguntar por ello cuando lo que tendría que hacer era huir, de nuevo, salir de allí y volver a casa con sus padres.

—Estamos dejando todo el negocio de las armas a otro club para… —Jax tragó saliva y con el ceño fruncido volvió a mirarla de nuevo—.  Para empezar a trabajar en producciones de películas porno…

—¿¡Porno!? —Los ojos de Tara se abrieron tanto que pensó que se le saldrían y llevó las manos a la cara para taparla y frotársela.

—Y… —Tenía que decirlo todo o eso se iba a convertir en una agonía—. Y una casa de citas y relax.

—¡Putas! —gritó y levantó las manos —. ¿Pero en qué coño me he metido? Esto es un jodido sueño, ¡una pesadilla, más bien! ¿Qué está pasando conmigo? ¿Qué cojones hay mal en mí? —las preguntas eran para ella misma mientras caminaba en la habitación como un animal enjaulado.

Jax no decía nada, supuso que dejarle su espacio y su tiempo era lo mejor que podría hacer.

En un momento dado, Tara paró sus zancadas y sus movimientos en la habitación. Se quedó de frente a la ventana, mirando a través de ella.

—¿En qué mundo van a dejar los padres a sus hijos en una guardería regentada por la mujer del socio de una productora porno y una casa de citas?

—Supongo que es mejor alternativa que la de un traficante de armas —lo dijo serio y la risa histérica de Tara no se hizo esperar.

—Si me pinchas no sangro, Jax. Esto… —Se dio la vuelta y abrió los brazos abarcando el espacio de la habitación—. Esto no es para mí, no puedo con esto.

El pánico se apoderó de Jax, iba a perderla otra vez, lo suponía, pero la afirmación de ella lo hacía más real.

—Anoche viniste a reclamarme —sentenció como único recurso—. Siempre serás mía —musitó bajando la vista al suelo.

—¡Anoche no sabía todo esto! ¿Cuándo pensabas decírmelo? —demandó.

Tara cerró los ojos porque sabía que era suya, no había un ápice de su cuerpo que no supiera que ella, en cuerpo y alma, pertenecía a ese chico.

—Joder… eres un puto delincuente, es tu forma de vida… —susurró antes de abrir los ojos.

Jax se acercó a ella y lanzó su brazo para que su mano tocara a Tara, necesitaba rozarla aunque fuera un segundo.

Ella se retiró con un enorme dolor en su pecho. Necesitaba tomar perspectiva de la situación, necesitaba aire.

—Tengo que salir —dijo de repente—, tomar le aire, pensar.

—De acuerdo —escuchó el suspiro de Jax pero no lo miró.

Cogió del armario ropa y se metió en el baño, una ducha sería buena idea, tenía que pensar en lo que estaba pasando, verlo desde lejos.

Se metió bajo el chorro caliente y dejó que el agua hiciera un efecto simbólico de limpieza. Quería despojarse de los prejuicios, pero lo que el rubio le había planteado iba más allá de unos puros prejuicios, era ética, moral…

Él planteaba que estaban dejando los negocios ilícitos, que querían dedicarse a otro tipo de cosas, pero, ¿hasta qué punto podía aceptar ese tipo de cosas?

Frotó el pelo con el champú mientras las lágrimas caían por su cara confundiéndose con el agua. Amaba a ese hombre como nunca pensó amar a nadie. ¿Por quién habría hecho lo que hizo la noche anterior? Luchar por un tío y marcar territorio, por favor, en la vida hubiera pensado que podría ser tan perra. Pero llegó ese chico y derribó sus miedos cuando le planteó una situación en la que lo perdería… para luego decirle que él había matado a gente, ¡era un asesino!

Se recostó en la pared y pasó las manos por sus ojos, sollozando.

—¡Maldita sea! ¿Qué hay de malo conmigo? —dijo en alto.

—Nada, nena —la voz de Jax le sorprendió y abrió los ojos para encontrárselo desnudo delante—. Es conmigo con quien hay algo malo.

La mirada azul, triste y profunda del chico hizo que ella inspirara con fuerza, ni se planteó el por qué estaba en la ducha, desnudo, ni siquiera si eso le molestaba, simplemente se dejó llevar por el deseo, ese que en el fondo de su conciencia sabía que se arrepentiría.

Él lo sintió y se lanzó a sus labios, abriendo la boca de ella con la propia, entrando con su lengua y lamiéndola por entero, comiéndosela con los labios, los dientes y después con la piel que se pegó a la ya mojada de la chica

—Jax… —sollozó cuando el beso se tomó un respiro.

—Lo sé, solo deja que pase, déjame algo de ti antes de irte —rogó.

Ella intentó morderse el labio inferior, pero Jax no se lo permitió porque volvió a besarla con ganas, con ansia, con desesperación.

Frotaron sus cuerpos sintiéndose, las manos de uno volaban por el cuerpo del otro.

Tara notó los dedos de Jax jugando con sus pezones, irguiéndolos con esa destreza que le caracterizaba. Acto seguido la boca de Jax descendió por su cuello accediendo al duro capullo de su seno y ella jadeó dejando caer la cabeza hacia delante, enredando sus dedos en el pelo rubio y mojado de su chico… Su chico.

Ella sentía la piel arder con cada toque, su interior explotaba una y otra vez del placer de sentirlo así. Los pliegues de su sexo se estaban mojando y no precisamente por el efecto del agua.

Las manos de Jax tocaron su culo con fervor mientras se la comía y ella gemía de placer, la alzó, apoyándola contra la pared y se pegó a ella, quedando sus bocas a la misma altura.

Tara enredó las piernas en a cintura del chico, quedando expuesta y accesible a él.

Respirándose uno a otro con jadeos entrecortados, el chico comenzó a pasar sus dedos por el coño abierto de ella, tanteando su entrada, jugando con sus labios, alcanzando su clítoris, rozándolo y disfrutando de cada reacción de la chica. De repente, dobló sus rodillas y el ángulo cambió, ancló una mano en la cadera de la chica y la otra la subió para sujetar su cara y orientar la boca entreabierta y jadeante hacia la suya, para comérsela de nuevo.

Tara, mientras se perdía en el beso intenso y demandante,  sintió como él se frotaba contra su sexo, abierto, hinchado y mojado. La erección que se pegaba insolente al abdomen del chico pasaba, dura y caliente contra su vértice, rozando con una presión que la estaba volviendo del revés, el prominente clítoris recibía las caricias necesarias para que por el cuerpo de Tara comenzaran a correr los espasmos previos a un orgasmo.

Cuando Jax la sintió apretarse contra él y las uñas de su chica se clavaron en su cuero cabelludo arrastrándolas y haciéndole terminar de volverse loco, la alzó y se alineó para entrar en ella, que lo miró y asintió con un ruego en la mirada que él sabía que escondía una dura despedida.

La penetró y en dos estocadas ambos se corrieron con fuerza, Jax marcó su estilizado cuello ahogando el grito, que liberó en el orgasmo, y ella dejó las medias lunas de las uñas presionadas en la fibrosa espalda del chico.

Cuando las respiraciones se normalizaron ellos seguían abrazados y mojándose con la ducha, de la cual el agua comenzaba a sentirse menos caliente que sus cuerpos.

Tara fue la primera en hacer el movimiento que despegaría a uno del otro. Jax cerró los ojos y, queriendo quedarse con el recuerdo del calor de su piel comenzó a retirarse, notando el dolor en sus entrañas, esto todavía estaba doliendo más que esa mañana en la que ella ni siquiera le había dejado pronunciarse, porque él no se sentía rechazado por él mismo, si no que el rechazo lo originaba su forma de vida, esa que él, al igual que su padre, quería cambiar.

Tara sintió frío cuando del cuerpo de Jax la dejó de tocar, abrió los ojos y se encontró con los del chico mirándole con intensidad. Vio, casi a cámara lenta, cómo la mano de él subía hacia su cara y rozaba con dulzura sus labios rojos e hinchados de los besos.

Jax se acercó, dejó un beso duro en su boca y salió del baño dejándola completamente rota.

23 respuestas a _6.

  1. Raquel Esteban Elías dijo:

    Que rapido ha pasado todo en un momento su casa y ahora la despedida,menuda montaña rusa de sentimientos …

    Me gusta

  2. Alysa Cullen dijo:

    Acabo de descubrir tu blog!! Ya había leido fics tuyos, pero ahora en un ratito ya me he puesto al día con Presente pasado Facebook…. y con La Forastera… Ainch! ¡¡pobre chica!! Lo que le tienen que complicar la vida a una con lo a gusto que estaba ella sólo en modo “dale k te pego” 😉 Esperemos que pueda encontrar la luz y no sea al final del tunel… Por cierto, no sé cómo funcionan los blogs… ¿alguna posibilidad de que me avises con las actualizaciones? Gracias!!

    Me gusta

    • anaidam dijo:

      Muuuuchas gracias!! que ilu tener antiguas lectoras por mi nueva casa.
      Para actualizaciones, supongo que si le has dado a seguir al blog, arriba del todo está el botón, te alertará en el correo de cada entrada y página nueva que postee, si no tienes otra opción que es buscarme en FaceBook,(en Anaidam en este blog está la dirección) y allí pedirme amistad para etiquetarte tanto en Forastera como en Presente. Pasado… FaceBook.
      A ver como se soluciona el percal, jejejej!!
      Besoides

      Me gusta

  3. cleorompatt dijo:

    Noooooo!!!, Coño pues ahora así como ella fue y lo reclamó como suyo, que Jax tambien lo haga con ella, no la puede dejar ir…. Bueno demasiadas revelaciones y muchas cosas que Tara no quiere dejar pasar, es poner tus sentimientos por sobre todas las demas cosas, y pues ella no quiere estar envuelta entre delicuentes que es el concepto que ella ahora tiene de él y de todo el grupo. Pero Jax es tan tierno, dios mio, tiene tanto amor para darle y quiere cambiar de ramo jajajaj aunque la pornogrfia y la casa de citas no sea algo muy legal, jajajaaja, pero bueno por algo se empieza, por favor Tara, no seas Tarada y dale una oportunida a Jaxito !Joder! y mas ahora que el otro fulano quedó lieralmente fuera del juego, y mira que sigo yo con que la suegrita se las trae, que despachar a Joshua, quien lo diria, esa suegra es de armas tomar… Que me ha encantado como siempre Ana, excelente capítulo. Besos nena.

    Me gusta

    • anaidam dijo:

      Jajaja!!! siempre me río un montón con tus coments, espontáneos y fantásticos. Fíjate que yo pensaba que Tara iba a admitirlo, un poco reticente pero que habría muchas cosas por encima, amor, protección, libertad… pero parece ser que no, y es que en realidad es mucha tela…
      Y la suegra.. de armas tomar… mira que la he dejado bastante bien parada aquí comparada con la real de la serie, jajaja!!!

      Besoides corazón.

      Me gusta

  4. dulcemcullen dijo:

    Noooooooooooooooooooooooooo
    Vuelveeeeeeeeeeeeee
    Tara por dios, no dejes que se vaya!!
    Pero porque les tiene que pasar esto… Porque!!! (Ya sabes que soy muy teatrera y si tuviera la posibilidad de ponerte a miss bones… Esto sería un espectáculo de emoticoños)
    En el fondo sabia que este momento tenia que pasar pero joder… No quiero!!

    Me gusta

  5. Cabrón de Clay, aunque casi mejor que sino nos dan un espectáculo porno.
    Que angustia por favor! Que despedida tam pasional.
    Muy triste. Joshua por fin lejos de sus vidas y ahora es la vida de Jax la que realmente les separa.
    Ainnnnsss ¿cómo va a acabar esto? Me tienes intrigada.
    A veces el amor no lo puede todo y Tara ha pasado por mucho.
    Genial capítulo.
    Muchas gracias y beso idea de los tuyos.

    Me gusta

    • anaidam dijo:

      Me encanta el beso idea!! A ver si me aporta alguna.jeje!!
      Si no llega a ser por Clay… algo pasa porque estos parecen estar en modo “non stop” hasta ahora que se ha terminado… La madre que les parió… No hacen más que ponérmelo difícil!
      Besoides y gracias chica Jax 😉

      Me gusta

  6. ela fordyce dijo:

    lo sabíaaaaaaaa, lo sabíaaaaaaa, sabía que iba a sufrir con este capitulo y he sufrido vamos que tengo un nudo que ni para qué sólo imaginar la cara de mi Jax, al final y es que no puedo de verdad.
    Pero por otra parte entiendo a Tara no es un plato de buen gusto ver toda la movida en la que está metido el tipo del cual te estás enamorando después de lo que ha pasado.
    Yo solo espero que esto acabe bien por favorrrrrrrr
    Un besazo enormeeeee

    Me gusta

    • anaidam dijo:

      Yo solo no pido ser tan perra como el Sutter, si no tendré que morderme la lengua mucho mucho!!
      Besoides y gracias, chica Jax

      Me gusta

      • Rocio dijo:

        Me ha gustado mucho….el final muy triste pero no es una despedida,es el comienzo de su vida en comun.
        Los sentimientos de Tara,muy bien contados,ella le ama pero enterarse a que se dedica no tiene que ser facil….la escena de la ducha,simplemente perfecta.
        Es ironico que Gemma mate a Joshua y asi salve a Tara…..despues de lo que sabemos que pasa con ellas……
        Sigue asi y gracias.
        Besos.

        Me gusta

  7. anaidam dijo:

    Gracias, Rocío. Creo que la ironía de Gemma es una forma de redimirla de la real… es que me acuerdo y todavía no me lo creo… en fin, que le ha tocado salvarle la vida.
    Me gusta tu forma de ver las cosas tan positivas, es el primer paso para una vida común y sin mentiras, supongo que visto así no podría haber pasado de otra manera.
    Besoides chica Jax 😉

    Me gusta

  8. rocha dijo:

    madreeeeee!!!!!!!!!! me he quedado con el corazón en un puño!!!!!!!!!! pero pq cuando salen de una se han de meter en otra!!!!!!!! no se podrían dedicar los dos a la guarde y ya!!!!!!! vale que no da dinero como lo otro, pero es que estos no tienen tpo de gastarlo con tanto folleteooooo!!!!!!!! Esperando el siguiente, yayayayayayayayayayayayayayayayayayaya. Bss y Gracias.

    Me gusta

    • anaidam dijo:

      Porque esta gente tiene mucho que ocultar… y como la mierda siempre flota… Pues nos libramos de uno, pero lo que ha llegado es un poco más compicado. Me mola tu alternativa para la guarde, revisaré el CV de JAx Teller a ver si ay capacidades, ya si eso le hacemos algún curso express de ¿pequepedagogía? 😛
      Besoides.

      Me gusta

  9. nury misu dijo:

    Dioses!!!!! porque no puedo borrar el comentario anterior en que decía que tenía ganas de ver la cara de Tara cuando se enterara del curriculum de Jax, que sino…
    Joder, joder, joder!! ¿Quien lo iba a decir? vaya montaña rusa te has montado aquí, ya lo dicen bien las chicas ya…
    No se ni por donde empezar, salimos del Club, con esa nube pos-pre-coital (pq con este chico es como con la seguridad social, se sabe cuando empiezas pero no cuando acabas…)flotando entre Jax y yo y luego todo se precipita en un parpadeo.
    Me he alegrado un huevo de saber que la suegra protege a Tara del gilipollas ese, se lo tenía merecido y puede dar gracias a que lo haya matado Gemma y no Jax, que seguro que lo hubiera hecho sufrir un poquito mas.
    Por un segundo he pensado que no le contaría la verdad justo antes de que ella tenga que ir a declarar a comisaría, pensando: joder solo hace unas pocas semanas que la conoce, no le va a confesar que es delincuente y mas sabiendo que ella tiene que ir a la poli si o si. Pero ahí está este chico, con un par, se lo dice. Y claro ella, poco acostumbrada a estas cosas, se queda en shock. Normal.
    Joder ese polvo de ducha que sabe a despedida me ha dejado regusto amargo, que ganitas de llorar cuando le veo esos azules ojos tristes por no poder darle otra cosa que esa vida llena de dobleces ilegales, nervios e inseguridades. Para Tara, quedarse con Jax sería caer en las brasas tras salir de la hoguera, no es que se puedan comparar los maltratos con la venta ilegal de armas, o con el porno, o con los burdeles… Joer Jax tio!!! es que nos lo pones dificil!!! No le podía interesar la fotografía o hacer Cup Cakes, no, a él se le dan bien las actividades ilegales o las que se encuentran justo en el borde…. Dior mio dame paciencia…. (yo tmb hecho muuuuucho de menos a Miss Bones 😦 aqui me hubiera desahogado con ella)
    Como he leido en los comentarios, menos mal que sé que eres de happy ending que sino estaría comatosa ahora mismo, entre la que nos tienes liada con PPF y esto…. ains….. (Nurymisu suspirando…)
    Te habrás dado cuenta que no he dicho nada de… Condones…. Sip, nuestros eternos amigos (odiados por la jefa y glorificados por nosotras…) No puedo quejarme porque es que la situación y los personajes y esa entrega y esos caracteres de armas tomar (literalmente) pues es lo que les pega. Y además que hay tanta mierda flotando alrededor de ellos que el tema de follar sin protección es como: ¿de verdad? ¿de verdad te quejas de que no hay condones cuando hay un tío muerto a balazos en el salón????
    Pues eso, que me callo pero tu sabes que yo sé, que tu lo sabes…
    Me tienes loca con esta historia también. Ahora me arrepiento de no haberme dejado caer antes por aquí, me hubiera venido bien para sacarme ciertas historias oxidadas en mi cabeza.
    Gracias por seguir sorprendiéndome y volviéndome loca con tus historias. Te quiero locaaaaaa!!!!!

    Me gusta

    • anaidam dijo:

      JAjajaja!!! Ay comparar a mi Jax con la Seguridad Social jodía!!! MMR.

      Si, en realidad este capítulo ha sido un poco “velocidad terminal” o algo así, cuando lo repasé yo también dije, ¡Joño que giros! Pero es que mis chicos son de acción, eso ha quedado claro, y a bocajarro, las cosas se dicen cuando tiene que ser, luego las consecuencias pues… en fin, es lo que tiene.

      En realidad la suegra protege a su familia y de todo, de los daños colaterales reales y de los posibles, por si acaso, y en este caso Tara no es de su familia, pero Jax es su hijo y no puede permitir que Jax se quede sin Tara. La suegra se cree algo así como la mano de dios…

      Que Jax le cuente en ese instante, con la previsión de visita policial por medio, lo de sus negocios es un indicativo más de la confianza que tiene en ella, no que confíe en que no le vaya a dejar, si no en que después de lo vivido con ella sabe que nunca le delataría. Y si te das cuenta Tara ni se lo plantea, solo piensa una y otra vez que ella no puede con eso. De hecho lo que en realidad le preocupa a Tara que es que JAx salga perjudicado en alguna trifulca, pero se escuda en las apariencias porque … pues en fin… no se han declarado abiertamente, y por supuesto ella está en shock.

      Lo del curro de Jax es que es un poco jodido, Rocha ha propuesto meterse en la guarde, no le veo yo mucho futuro allí, ya veremos si eso tiene solución, pero me da a mí que ni los cupcakes ni la fotografía le van a ir bien.

      Y supongo que ya te habrás dado cuenta que lo de los condones es intencionado, es decir, en el capitulo cuatro ya ellos acuerdan no hacerlo con condones. No es un aquí te pillo y ea, ancha es castilla, jajajaja!!! Por eso, tu sabes que yo lo sé y yo sé que tú también lo has entendido. Me encantas.

      Yo también te quiero locaaa!!!

      Y me he dado cuenta que cuando me pongo a responder comentarios como los tuyos dejo testamentos… jajajaja!!! No tenemos remedio, no sabemos ser prevé, ¿verdad poco breve?

      Me gusta

      • nury misu dijo:

        Verdad de la buena nena, nos ponemos a desbarrar y oye, solo nos faltan los daikiris, jajaja. Me encanta mi nuevo mote: Poco breve. Jajajajajajajajajajajajajajaja…. Eres la caña nena!!
        Como me gusta leerte hablando de los chicos como si fueran de la familia, ese conocimiento de Tara, lo reservada que es y tmb de esa lealtad hacia Jax (que por supuesto se capta desde la primera linea) Tmb me encanta como hablas de Gemma, se que en la serie os las ha hecho pasar canutas pero mira tu por donde parece que aquí la estás suavizando hasta tal punto que a lo mejor hasta consigues que simpaticemos con “la mano de dios”
        Lo de comparar a Jax con la SS puede que no haya sido acertado pero es que la escenita del refrote en la moto justo cuando acaban de follar como locos dentro del Club… pues eso, que parecía que habían acabado y nop, solo era una pausa para empezar de nuevo, jajaja.
        Tema condones… que te voy a decir, si esto lo tenemos mascado por wasap de una manera…. (Jefa pásate por aquí que se te caen las bragas de gusto solo por salirte con la tuya, jajajaja) Y sip, queda claro que es intencionado solo espero que Tara al menos esté tomando medidas contra el embarazo pq quedarse preñada de un tio al que sabes que tienes que dar puerta… Mal rollo. Aunque mi instinto me dice que a lo mejor inconscientemente Tara está buscando una buenísima excusa para quedarse toda la vida cerca de Jax y no se me ocurre mejor forma de conseguirlo que con un bombo. Llámame loca si quieres…
        No me han llegado tus respuestas como siempre al mail, creo que es pq no he marcado las casillas esas pequeñitas que hay debajo. Me parecía extraño que no hubieran llegado y me he pasado a ver si habías contestado a los coments y… Sorpresón!!! si que has contestado. Que ilu y tienes razón, vaya atracón de Forastera que me he dado pero es q le tenía ganas yo al fick este. Gracias por todo lo que me haces sentir solo con leerte, eres la crak!!!

        Me gusta

  10. Ebrume dijo:

    Voy a llorar!! Dos veces se me ha borrado el macrorr y no lo tengo guardado 😥
    Intentaré ponerlo otra vez y espero q a la tercera vaya la vencida. Sino resumiré a ‘me gusto’ pero tu Blog me odia.
    Jo. der.
    Cómo pueden pasar tantas cosas en un solo capítulo (perdona el lenguaje pero sabes q cuando me pongo efusiva pierdo el filtro).
    Yo estaba toda happy q se habían arreglado y había una posibilidad muy interesante de sexo sobre la moto q a mi parecer o tiene un caballete muy resistente o implicaría un poco de acrobacia y tiento, pero no deja de tener un morbazo.
    Pero nos interrumpen y no pasa nada pq nos decimos q ya seguiremos en casa.
    Pero no. Empieza la tensión el pirado de su ex ha irrumpido en la casa. Pero Gemma, q no por nada es recordada por los tenedores de trinchar, tiene la situación bajo control.
    Aquí ingenua de mí me digo q no pasa nada q estos dos moteros pofesionales (así sin la r) llegan a casa antes q Tara fijo y primer ZAS en toda la boca. Pues no, parece q ella tb es una pofesional.
    La vecina cotilla es para matarla. Fijo q si recibiese una bala de rebote antes de q se la llevase la ambulancia informaría a radio patio.
    Y llegamos en casa y flipo. Joshua q en un primer momento (inocente de mi) pienso q aún no está muerto, allí espatarrado en la alfombra, Tara en shock lo q me hace pensar q ella es la achichina y Gemma allí haciendo de abuela coraje. Pero claro recuerdo q Gemma q es la señora del tenedor de trinchar y ya no lo veo tan claro. Menos mal q ella q es una machota y nos aclara el percal mientras trata de calmar tranquilamente a su nieto. Y no me sorprende nada q no le haya temblado el pulso ni un instante y es q a parte de q le gusta trinchar ya sabemos quien prueba las armas de contrabando.
    Jax se asegura de q ellos están bien y se vuelca en Tara y ahí es otro momento de me lo comería por monérrimo!
    La pobre Tara esta aturdida aún no decide qué emoción debe triunfar y es q está en el punto de mierda él está aquí y quiere matarme, a él está muerto y he puesto a mi suegra (si, la he bautizado así sin permiso ni nah. Rebelde q estauna a estas horas) y al peque en peligro.
    Él la tranquiliza y le dice q su madre unas horas en comisaría y para casa. Q es defensa propia y don’t worry.
    Aquí yo me espero un momento de respiro y de felicidad pq estos dos se lo merecen pero segundo ZAS en toda la boca. Q no, q de paso q te cuento lo de tu ex te cuento lo mío tb. Q dejar los trapos sucios escondidos al final da mal olor. Si es q….
    Total q le cuenta q es un delincuente, pero cielo q nos vamos a reformar y en vez de dedicarnos a contrabando de armas nos pasamos a las putas y el porno. ¿no había ninguna actividad legal en la lista? Pq la prostitución legal lo q se dice legal no es.
    Y aquí nos das el polvazo de despedida q yo quería q fuera de estamos en nuestro momento guay de relax ya no tenemos psicópatas acechándonos.
    Y no quiero q acabe así. Pero es q o Tara acepta q su novio es un delincuente y un poco achichino (q espero q sea del tipo te mato pq sino me matas tú y no del tipo ajuste de cuentas y planes para rebajar competencia) o él se reforma y convierte a su club en honrado.
    Ains. Hasta aquí mi tercer macrorr. Creo q no es el mejor pero espero q este al menos perdure.
    Hacía mucho q no me explayaba en un rr así 😉
    Gracias por el capi
    Bikoides :*

    Le gusta a 1 persona

    • anaidam dijo:

      Madre mía lo que me he reído con el comentario!!!! y es que he revivido el capi contigo de nuevo. me encanta la achichina, los pofesionales y como lo radias todo. Me alegro de que te haya gustado y sobre todo sorprendido. la verdad es que le tengo cariñete a esta historia.
      Mierda de wordpress qu ecuando se pone tonto es pa matalo!!
      Que buena eres leches!!!
      Bikoides nena!!!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s