Capítulo 39

13 Septiembre.

Edward POV

—Que nervios tíos, no me lo puedo creer, ¡¡estoy a punto de casarme!!. —Jake se abotonaba la camisa en su apartamento bajo la atenta mirada de sus tres amigos. —¿Os vais a quedar ahí mirando sin echarme una mano?, tenía entendido que veníais para ayudar.

—Claro tío, perdona, estamos un poco trastornados con todo esto. —Em confuso señaló alrededor.

—¿Qué es esto?—Preguntó Jacob haciendo un gesto desesperado.

—Esto, tu boda, me imagino en tu situación a punto de unirme a Rose, y me entran hasta apretones.

—¿Te estás imaginando tu boda con Rosalie?—Preguntó Jasper asombrado.

—¿Es que a ti no te está pasando por la cabeza la tuya con Alice?, Jacob a abierto la veda, y en esto, todo es empezar.

—Si bueno…puede ser, pero de momento me gustaría que viviéramos un tiempo juntos.

Me quedé pensativo, no me levanté a ayudar a Jacob a la vez que los chicos. Imaginarme una boda con Bella, todavía no, nos quedaba mucho tiempo para ir fraguando nuestra historia. Pero si tenía ganas de vivir con ella, ahora que ya no trabajaría con Martin, que se viniera y lo hiciera con Sally, era factible.

—¿Se lo has planteado?—Le pregunté.

—Lo hemos hablado, de vez en cuando, ya sabes. Mirar algún centro de fitness donde pueda trabajar…porque ella dice que prefiere venirse aquí, le gusta más que Boston, y también por Rose y Ang.

—No creo que tenga problema en encontrar trabajo, es buena, se la van a rifar en cuanto deje currículos en los centros. —Le animé.

—¿Qué tal fue la visita a casa de tus padres?, estabas algo nervioso con ello. — Em se volvió dejando la corbata de Jake sin atar en un gesto de desesperación.

—Bueno, no sé muy bien cómo definir el resultado. Sabéis cómo es mi madre, se pasa sobreprotegiéndome, y…a veces se pasaba un poco con Alice. Ella aguanto estoicamente, de hecho no hemos hablado mucho de ello.

—¿En serio?, ¿Se metía con ella?—Em frunció el ceño. Jake se sentó a mi lado.

—No meterse con ella como tal no, pero si eso de “porque a Jazz esto no le gusta, porque esto le sienta mal, ¿no pensaras darle de comer alguna vez nada con cacahuetes?”, ya sabéis , como si por momentos fuera tonta.

—¿Y tú?, porque solo espero que dejes las cosas claras a tu madre, Alice es un diez, a ver si se os va a subir a la chepa y te revienta la relación, acuérdate de cómo machacó a Lidya hasta que la largó de tu lado. — Una mirada de advertencia cruzó el rostro de Jake cuando se lo dijo.

—Si tío, que a veces las madres se pasan, y no es fácil de soportar eso. —Añadí.

—Y si no que te lo pregunten a ti ¿no Ed?—Dijo Em.

—A ver, hablé con mi madre, todavía me queda más por hablar con ella, ni mucho menos quiero que pase como con Lidya, no me lo perdonaría…pero todos conocéis a Christine, ella se preocupa mucho.

—Déjate de estupideces, y deja las cosas claras, Alice no puede estar soportando todo el tiempo que tu madre le diga cómo tiene que hacer las cosas, y créeme amigo, tienes que ser tú quien le pare los pies, ella no se va a encarar con ella. — Le aconsejó Em

—Lo sé. —Jazz bajó la mirada al suelo. — Es difícil.

—Está claro que lo es, pero si no lo haces se irá todo al traste. —Em le palmeó la espalda. —No querrás perder a Alice…

—Desde luego que no.

—Pues valor tío, tu madre tiene que entender que no puede meterse en vuestra relación, y ni mucho menos en la forma de actuar de Al.

Qué cercana me era esa forma de ser de la madre de Jasper, de otra forma, Reneé trataba de coaptarme con Bella, pero parecía que las cosas habían cambiado un poco, ya no demostraba tanta acritud con migo cuando hablábamos por teléfono. No se oponía tanto a nuestra relación como antes de toda la historia de Chloé.

—¿Edward?—La voz de Jacob me sacó de mis pensamientos. —Estos no tienen ni idea de hacer el nudo Windsor este…por favor dime que tu sí.

—Llamamos a tu padre, él seguro que si que sabe. — Sugirió Em.

—No tío, deja a mi padre, Billy tiene suficiente con aguantar a mamá Black histérica perdida. —Jacob rodó los ojos.

—Pues me da que le haríamos un favor…—Dijo Jasper.

—¿Y si mi madre viene con él?, ¿Qué favor nos haríamos a nosotros mismos?— Jacob se veía nervioso— de verdad, dejadlo estar, ellos están en su habitación de hotel que es donde tienen que estar… ¿Edward?

—Claro, claro Jake, yo te lo hago. —Me acerqué con cautela, parecía que fuera a morder. —Relájate amigo, está todo hecho ya, solo te queda aparecer y pasar un día increíble con Angela, tus amigos y familia…respira hondo fenómeno. — Traté de infundir calma. —Listo lobo.

Se miró al espejo se acomodó la corbata y se sonrió.

—Queda una hora, así que vamos a brindar por tus últimos minutos de soltería y arreando para el hotel, que lo de llegar tarde es para la novia. —Dijo Em llenado unos vasos con Whisky.

—A ver si voy a llegar borracho Em.

—¿Por un chupito?, a ti se te está yendo la cabeza amigo, estás irreconocible. —Dijo Em negando rápidamente.

—Vamos Jake, hemos comido como limas, no te va a hacer nada. —Le dije alzando el vaso.

—Desde luego que los nervios no te cortan el apetito. —Dijo Jazz.

—Bueno chicos, pues, porque este sea el primer día especial de muchos que se den en tu vida junto a Ángela. —Dijo Em.

Bebimos tras brindar.

—¿Eso es una lagrimilla Em?—Dijo Jazz apuntando con su dedo al ojo derecho del grandullón.

—He de admitirlo aquí y ahora, me he emocionado, pero si esto sale de aquí lo negaré hasta la saciedad ¿de acuerdo?—La última parte sonó a amenaza, se acercó demasiado a Jazz, este levantó las manos.

—Es lícito, se casa uno de nosotros, éramos el terror de las nenas en la universidad y míranos, estamos casi—casados. —Dijo Jazz levantando las cejas.

—¿Éramos?—Dijo Em en un tono socarrón.

—¿El terror de las nenas?—Le pregunté seguido cerrando los ojos y negando como si no entendiera bien su apodo al grupo.

—Vamos Ed, si a ti hace poco te gastaron una novatada sexual universitaria, eres el que menos debería preguntarlo.

—Em. —Advertí.

—Es cierto Ed, lo de Chloé fue una gran novatada, pero es mejor parar aquí con la broma, amigo. —Jazz reculó tras mi mirada de reproche, la historia de Chloé estaba demasiado reciente y había hecho mucho daño como para bromear.

—Quizá si lo hablamos dentro de dos años, con mis pequeños en la cuna, me pueda reír de la estúpida y sus actos igualmente estúpidos, pero ahora…

—Bien, tú ya piensas en hijos, estamos más asentados de lo que creía. —Jazz empezó a reír.

Estábamos en la suite Triplex del New York Palace, en el Living, donde había un gran piano de Cola y unos ventanales de cinco metros de alto con vistas a Manhattan, ahí se celebraría la ceremonia civil. En la terraza del tercer piso se daría la cena, sería un cóctel largo según nos explicó Jake. Hacía una noche espectacular, y el sitio era perfecto. La habitación estaba en el segundo piso. Desde luego que, el lugar, era impresionante.

Nos encontrábamos en el living, los invitados habían llegado y estaban acomodados en las sillas que habían dispuesto por todo el salón. La novia bajaría de la habitación, era donde se había estado preparando junto con las chicas y las mujeres de su familia, seguro que había sido una locura. Yo por mi parte moría de ganas de ver a Bella, desde hacía dos semanas no nos habíamos visto.

—Te he dejado condones en tu mesilla, por si acaso…—Em me habló en un tono bajo y socarrón.

—¿Y por qué? — No creía que fuera el momento de hacerlo con Bella.

—Para que los hinches Doctor…—Dijo rodando los ojos.

—Vamos Em, deja de decir tonterías.

—Si no los usas ahí quedan, pero si se da…tío, yo sé que a los quince días de tener la regla hay muchas posibilidades de quedar preñada, Rose me lo hace saber todos los meses, ya sabes…—Miró para otro lado como si nos estuvieran escuchando. —Bueno, el caso es que es mi aportación a la boda, también se los he dejado a Jake y a Jazz.

—En fin…—Resoplé. Su argumento no era del todo malo, y quien sabe…

—Dame las gracias, capaz de haberte venido sin ellos después de quedarte con las ganas el otro día…

—Gracias Em, Gracias. —Me iba a entrar la risa, llevaba bastante razón en lo que decía, el caso es que no lo había pensado. Entonces por las escaleras apareció Ángela, radiante.

Miré a mi amigo, apretó los puños mientras una sonrisa abarcaba toda su cara. Bella bajó detrás, junto con Rose y Alice, iba preciosa, con un vestido azul, resaltaba su piel. De lo que más ganas tenía era de correr y abrazarla, sentir su calor, la echaba tanto de menos, por momentos pensé que era enfermizo.

Cuando el lunes pasado hablé con ella y me dijo que con las chicas había tenido un recuerdo firme anterior al accidente, la vela de la esperanza se volvió a encender en mi interior, eso quería decir que podría recuperar parte de ellos, con el tiempo, haciendo conexiones. Era algo tan bueno, no se había acordado de más, pero estaba pidiendo a sus padres que le hablaran de cosas de su pasado, ávida de volver a tener alguna que otra reminiscencia de su pasado.

La ceremonia fue sencilla, al terminar Jacob dio un pequeño discurso de agradecimiento a los asistentes, el cual acompañé con el piano. Hacía mucho que no tocaba, pero eso nunca se olvida. Fue bastante emotivo.

Estábamos en la terraza, disfrutando del cóctel, de las vistas , y yo, sobre todo, de tener a Bella cerca.

—Estas muy bonita. —Le susurré situado justo detrás de ella, sin rozarla, y al momento vi cómo el bello de su cuello se erizaba, eso activó mi organismo.

Bella se dio la vuelta y me sonrió inspirando fuerte, puso uno de sus dedos en mi pecho y cerca de mi cara habló, invadiendo mi espacio vital de una forma muy sugerente.

—Y tú estás…—me miró de arriba abajo mordiéndose el labio—…guapísimo…creo que no es bueno que te vistas así en público. —Y rozó mis labios, dejándome claramente en un estado casi catatónico.

Me maravilló su forma de actuar, fue tan Bella. Rápidamente se volvió para hablar con Alice de lo bonito que estaba todo, y yo aproveché para ir con los chicos, que hablaban con unos compañeros de facultad.

Mientras estaba en la conversación sentí los ojos de Bella sobre mi persona, y no dudé en mirarla, me sonrió y me mandó un beso discretamente. Quedé sorprendido, le guiñé un ojo y le sonreí abiertamente.

—No esperaba que Edward Cullen terminara con chica, bueno ni tu, ni estos dos elementos. Sólo te conocí una novia durante tu época universitaria…Tanya ¿creo no?—James fue un buen compañero de juergas, a veces incluso de confidencias, sobre todo en las madrugadas etílicas que mi carrera me permitía salir.

—Sí, fue la única vez que me dejé engatusar. —Contesté.

—Bueno, y esta la segunda ¿no?—Preguntó volviéndose hacia Em y Jazz y riéndose suavemente.

—No, la verdad que ahora no estoy engatusado. Tanya resultó ser una manipuladora, cosa que dista años luz de Bella. —La volví a mirar, sus gestos despreocupados hablando, tocando las puntas de su pelo que llevaba peinado sobre su hombro derecho, el movimiento de sus pies, pasando el peso de uno al otro , síntoma de que los tacones le estaban pasando factura.

Después de un rato de conversación con James y algún que otro compañero, nos encontramos de nuevo con las chicas, y se nos unieron los novios.

—Ya pasaron los nervios ¿eh?—Jasper le dio un codazo suave.

—Desde que la he visto bajar las escaleras. — Miró con devoción a Ángela. —Estás preciosa.

—Vamos Jake, para de decírmelo,—Rogó Ángela divertida.

—Pero es que lo estás cariño, me encanta como te ves, es más ese vestido te lo vas a poner de vez en cuando. —Dijo Jake moviendo las cejas de forma sugerente.

—Cuando veas lo que hay debajo del envoltorio vas a cambiar de idea. — Rose respondió como si no hubiera sido ella la que hubiera dicho, haciendo que todos riéramos ante la cara de sorpresa de Jake y el rubor de Ángela

Bella que había estado a mi lado, se puso de repente delante de mí, haciendo fácil que la sujetara por la cintura, sentí cómo se pegaba a mi cuerpo, mandándome seductoras señales que mi cuerpo interpretaban a la primera.

Ella seguía hablando con Alice, como si no pasara nada, sin embargo cada pequeño movimiento y roce con su cuerpo sobre el mío enviaba descargas a todas mis células.

Llegué a pensar que estaba de verdad salido, pero es que, desde lo que había pasado en la terraza aquella noche, y lo insinuante que me parecía, se estaba poniendo Bella en cada movimiento, mi mente se iba una y otra vez a recorrer su cuerpo y con ello a fomentar mi excitación.

Cuando noté que ya no estaba hablando con nadie la aparté un poco del grupo, quedándonos apoyados en uno de los muros de laterraza.

—Bella…—Le susurré al oído. —Si sigues moviéndote así sobre mi cuerpo…—Volvió la cara hacia mi súbito, y noté cómo la tensión la separó de mi.

La sujeté con firmeza por la cintura.

—Lo…siento Ed—Dijo ruborizada, tratando de ocultar su rostro mirando al suelo de nuevo.

—No…no lo sientas, está bien, pero es posible que no duremos mucho en la boda en esta tesitura. —Besé su mejilla y arrastré los labios de manera discreta hasta el lóbulo de su oreja, para darle un pequeño mordisquito. — Adoro lo que tu cuerpo provoca en el mío.

Escuché su cantarina risa, y acto seguido se volvió hacia mí, quedando pegados de frente.

—Es que creo que es una reacción natural de mi cuerpo en cuanto se pega al tuyo, trataré de contenerme. — Me dijo mordiéndose el labio.

—No hagas eso tan cerca de mí Bella…—Le susurré

—¿El qué?, ¿esto?—Volvió a hacerlo, su voz sonó seductora.

—Estás jugando con fuego…— Era genial sentir a Bella así de desinhibida en los momentos íntimos.

Me rocé levemente con ella, haciéndole sentir que desde hacía un rato mi pequeño amigo estaba dispuesto.

—¡¡Edward!!— Fue un mezcla de gritito bajo y suspiro. Tenía que parar esto, no era el momento, no hasta que llegara el postre.

Un carraspeo nos sacó de nuestra burbuja.

—Vamos chicos, hasta que no tengáis a mano el cajón de la mesilla no excederse ¡¡por favor!!

Emmet se acercó a nosotros seguido del resto. Las chicas se miraron entre ellas mientras que los chicos acompañamos el comentario con una carcajada.

Bella, algo avergonzada por el momento, se dio la vuelta sin soltarse de mis brazos, cosa que me agradó.

Capítulo 40

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s